29 September, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Ambulantes y establecidos invaden calles y banquetas

Mientras que el comercio ambulante aumenta cada día más en el primer cuadro de la ciudad, los comerciantes establecidos le ganan espacio a sus locales extendiéndose a las banquetas incluso con estantes o anaqueles y el más claro ejemplo de ello es la avenida Juan Ruiz de Alarcón, en las inmediaciones del mercado de San Francisco.

En este sentido, ciudadanos que abordaron a este reportero en los momentos en que tomaba las fotografías, manifestaron su descontento, e incluso se preguntaron que “¿Como de cuánto será la ‘mochadota’ que diariamente se llevan la directora de Gobernación Municipal, Janet Gil Barragán y la presidenta municipal Norma Otilia Hernández Martínez?”.

Y es que precisamente entre los comerciantes ambulantes, los establecidos que tienen invadidas la banqueta y los vehículos estacionados en doble fila, por esa avenida el tráfico vehicular se torna sumamente lento a partir de la calle Adrián Castrejón, donde se ubica el Centro Escolar Chilpancingo.

De manera particular, nada más de la calle 20 de noviembre a la iglesia de San Francisco, hasta los peatones tienen dificultad para caminar por las banquetas, debido a que los comerciantes establecidos sacan su mercancía con todo y anaqueles o maniquíes si es que lo que ofertan es ropa, cajas con frutas o verduras o botes con cepillos, trapeadores, entre otros.

Además, los comerciantes que tienen locales sobre esa avenida no se conforman con invadir la banqueta con cajas y anaqueles con mercancía sino también parte del arroyo vehicular y por si esto fuera poco, también dejan estacionadas sus camionetas con mercancía.

Al respecto, la señora Enriqueta Mendoza comentó que regularmente hace sus compras en el mercadito de San Francisco y en el trayecto tiene que bajarse al arroyo vehicular para poder pasar, porque las banquetas están completamente invadidas por los comerciantes.

Por ello, hizo un llamado al ayuntamiento capitalino y a la alcaldesa Norma Otilia Hernández Martínez, para que le ponga atención a los problemas sociales de la capital del Estado y deje de organizar pachangas y festivales.

Por su parte, el señor Rafael Gómez Pérez le pidió “encarecidamente” a la directora de Gobernación Municipal del Ayuntamiento capitalino, Janet Gil Barragán, que se ponga a hacer su trabajo y ordene el comercio ambulante que tiene invadido el centro de la ciudad y también meta al orden a los comerciantes establecidos que invaden las banquetas con su mercancía. (Baltazar Jiménez)

A %d blogueros les gusta esto: