7 October, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Amenaza Villanueva Vega a los trabajadores paristas

Trabajadores administrativos del Colegio de Bachilleres (COBACH), afiliados a la Sección 31 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), lamentaron la actitud asumida por el director general, Jesús Villanueva Vega, quien a través de sus directores ha comenzado a hostigar y amenazarlos por participar en el paro de labores.

La secretaria general de la Sección 31 del SUSPEG, Guillermina Rodríguez Parra, comentó que las amenazas incluso han sido vertidas contra el mismo comité para que nosotros no podamos estar en nuestro movimiento para claudicar, para dividir y eso no lo vamos a permitir; estamos unidos ahora más que nunca firmes y convencidos para llegar hasta donde tengamos que llegar”.

Informó que el viernes se reunieron con el Secretario General de Gobierno, Ludwig Reynoso Núñez, pero no hubo acuerdos para suspender la movilización.

Explicó que, por esa razón, se determinó continuar con la toma de las oficinas centrales y el bloqueo de la Avenida Juárez.

Insistió que no permitirán que se sigan cometiendo más atropellos contra la base trabajadora, sobre todo porque el funcionario lejos de abonar a la solución de la problemática “le está echando más lumbre al fuego”.

Enfatizo que no van a renunciar a su petición de que Villanueva Vega sea destituido de la Dirección General del COBACH, porque se trata de una exigencia de la base trabajadora y no de los dirigentes como se lo hicieron notar al secretario general de Gobierno.

“No es un capricho, sino una necesidad, porque vemos que le quedo muy grande el puesto; vemos que él no está poniendo en práctica los principios que tiene la Cuarta Transformación que tiene la gobernadora, porque ella sí tiene voluntad, pero aquí los funcionarios están haciendo lo contrario”, recalcó.

Rodríguez indicó que en la reunión que sostuvieron con Reynoso Núñez, pidió elementos para que Villanueva Vega pueda ser destituido del cargo, a lo que respondieron que con una auditoria de los ocho meses que lleva al frente en el Colegio de Bachilleres podrían encontrarlos, porque “nosotros no somos quiénes para andar revisando documentos, pero ellos si lo pueden hacer, ellos son autoridad”, apuntó. (Baltazar Jiménez)

A %d blogueros les gusta esto: