29 September, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Ayuntamientos pueden endeudarse, ya lo autorizó el Congreso del Estado

Por Baltazar Jiménez Rosales

El pleno del Congreso del Estado, dio ayer su autorización para que los 81 Ayuntamientos del Estado puedan endeudarse, es decir, solicitar una línea de crédito con instituciones bancarias y pagarlo mensualmente con cargo al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FAISM).
En este sentido, el presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez, aclaró, sin embargo, que los presidentes municipales no podrán ejercer a su libre albedrío los recursos de tales créditos sino que sólo podrán utilizarlos en obras, más no en el pago de laudos laborales.
Ortega Jiménez explicó que fue la gobernadora Evelyn Cecia Salgado Pineda quien envió una iniciativa “preferente” al Congreso del Estado, para que los Ayuntamientos puedan adquirir dichos empréstitos y lo paguen con lo que mensualmente reciben como participaciones federales.
Con esto, indicó, cuando menos los municipios más grandes, que son los que tienen problemas de recursos, podrán gestionar y contratar con cualquier institución de crédito integrante del sistema financiero mexicano, que ofrezca las mejores condiciones de mercado, uno o varios financiamientos.
El diputado local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), apuntó que el monto que pueden solicitar los Ayuntamientos es hasta por el 25 por ciento de su presupuesto, para pagarlo a más tardar el 29 de junio del año 2024, es decir, tres meses antes de que concluyan las actuales administraciones municipales.
Explicó que este “candado” se lo pusieron los integrantes de la Comisión de Hacienda con el fin de evitar problemas entre las autoridades municipales que salgan y las que inicien funciones en el 2024 y, no se hereden deudas.
Ortega Jiménez reiteró que los recursos de estos préstamos sólo podrán ser utilizados en infraestructura social, es decir, todo lo que es la realización de obra pública, agua potable, drenaje, entre otros, más no para gasto corriente ni pago de laudos laborales o cualquier otro concepto.
Mencionó que a los municipios a los que les conviene adquirir este tipo de créditos es a los llamados medianos y grandes como Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco de Alarcón, Zihuatanejo, Pungarabato (Ciudad Altamirano), Coyuca de Benítez, Ometepec, Chilapa de Álvarez y Tlapa de Comonfort, entre otros.
Indicó que con estos recursos, lo que sí podrán hacer, insistió, es alguna obra significativa que no podrían ejecutarla con sus participaciones federales mensuales, con la garantía de que podrán cubrir ese préstamo a lo largo de su administración.

A %d blogueros les gusta esto: