7 October, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Cerrazón de Villanueva provoca paro indefinido en Cobach

Baltazar Jiménez Rosales

En los casi ocho meses de la presente administración gubernamental el director general del Colegio de Bachilleres (Cobach), Jesús Villanueva Vega, no se ha dignado a atender las demandas de los trabajadores administrativos de este subsistema educativo. A partir de mañana los agremiados a la Sección 31, del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), iniciarán un paro indefinido de labores.

En conferencia de prensa, acompañada por parte de su Comité Seccional, la dirigente de la Sección 31 del SUSPEG, Guillermina Rodríguez Parra, señaló que los trabajadores que se irán a paro de labores son 800, más lo que integran la Sección 18, con lo cual además de cerrar las oficinas centrales del Cobach también cerrarán más de 100 planteles educativos, con lo cual los afectados serán más de 24 mil alumnos en toda la entidad.

La líder de los trabajadores administrativos del Cobach sentenció que con este paro de labores van por la destitución inmediata de Jesús Villanueva Vega como director general del organismo, porque desde que llegó simplemente “no tiene capacidad resolutiva y no escucha, no oye y que no ve”

Mencionó que la situación en el Cobach entre el director general y los trabajadores administrativos es ya insostenible, por lo que “no queremos nada más que su salida, porque no tiene voluntad de resolver los problemas y al no tener ningún llamado de su parte, la base trabajadora ya está cansada”, apuntó.

Rodríguez Parra indicó que, en definitiva, Villanueva Vega ha ignorado completamente el pliego petitorio que en enero de este año le entregó la dirigencia de la Sección 31 y aunque reconoció que algunos de sus demandas ya fueron atendidas, no fue gracias a él sino a que ante su cerrazón tuvo que intervenir la secretaria general del Comité Central Ejecutivo del SUSPEG, Adela Hernández Angelito, ante la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y el subsecretario de Administración, Ricardo Salinas Méndez, quienes tuvieron la voluntad de hacerle justicia a la base trabajadora.

Gracias a esto, indicó, la Sección 31 del SUSPEG logró “un incremento al bono del Día de las Madres del que nos pagaron siete mil 500 pesos y vamos a una tener diferencia de 250 pesos; en cuanto al bono del papá estaba en dos mil y ahora quedó en tres mil 200; en el bono del servidor público estaba en mil 850 y ahora quedará a tres mil 50 pesos”. Asimismo, lograron que se libere un millón y medio de pesos que se destinarán para finiquitar a trabajadores jubilados.

Los integrantes del sindicato contaron que no todos los problemas tienen que ver con dinero, pues hay otros de tipo administrativo que Villanueva Vega se niega a atender, como el caso de aquellos trabajadores a los cuales de buenas a primeras cambia de adscripción sin que lo soliciten, aparte de que está condicionando la liberación de 20 bases para trabajadores pendiente por resolver.

La líder sindical advirtió que el paro de labores es inminente y no hay vuelta atrás, por la actitud de cerrazón del director general, porque definitivamente “no tiene capacidad resolutiva y no nos queda otro camino” más que la movilización. Sin embargo, anunció que también actuarán por la vía legal porque “son muchos atropellos y violaciones, porque ya basta que estemos ante un director general que no escucha, no oye y que no ve”, finalizó.

A %d blogueros les gusta esto: