7 October, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Denuncian trabajadores que en Pepsi quieren despedirlos sin indemnizarlos

Trabajadores de la empresa refresquera “Pepsi Cola”, denunciaron ser víctimas de acoso laboral desde la gerencia del corporativo, que estaría buscando la forma de despedir a por lo menos una decena de empleados sin pagarles lo que legalmente les corresponde de indemnización y liquidación.

Los quejosos quienes ante el reportero se identificaron plenamente, pero pidieron omitir sus nombres al difundir la información para que esta no vaya a ser el motivo de que se les despida sin responsabilidad patronal, señalaron que el acoso promovido por el gerente, Israel Garay, ha llegado al grado de mandarles practicar pruebas de antidoping, con las que se violan sus derechos.

Refirieron que si bien la Ley Federal del Trabajo establece que está totalmente prohibido acudir a trabajar bajo el influjo de drogas o alcohol, lo que el trabajador haga en su tiempo libre es algo que sale de la competencia de la empresa y al practicar pruebas de doping, se viola la intimidad.

Indicaron que de acuerdo con información que han recopilado en internet, la mencionada prueba determina si una persona utiliza sustancias como drogas o alcohol, pero a nivel laboral no constituye una prueba de una falta grave del trabajador, pues si el consumo de esas sustancias se da fuera de horas laborales y fuera del centro de trabajo, no es falta sancionable por el patrón.

Agregaron que además se trata de un acto hasta de criminalización o discriminación, pues la prueba no se realizó a todo el personal, únicamente a un grupo específico que es al que el gerente ha amenazado con despedirlos y se ha dirigido a ellos con palabras inapropiadas.

“Sabemos que incluso ya ha realizado entrevistas laborales para contratar a nuevo personal; pero para poder otorgarles el trabajo, primero tiene que despedir a los que están actualmente y lo hace con este mecanismo del doping, porque laboralmente todos han cumplido, han llegado sin problemas a las metas que se les ponen y no hay ninguna queja sobre su trabajo”.

Enfáticamente, señalaron que no hay ningún problema con los trabajadores, únicamente es la aversión que el gerente tiene con ellos y por eso demandaron que si se les va a despedir que se les pague conforme a lo que establece la Ley Federal del Trabajo, en torno a indemnización y liquidación. Finalmente señalaron que entre el grupo de los hostigados, hay trabajadores que llevan más de 20 años en la empresa y los que menos tiempo tienen son cinco años, por ello es que están buscando correrlos y evitarse el pago de los beneficios que les corresponde. (Abel Miranda Ayala)

A %d blogueros les gusta esto: