29 September, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Funcionarios estatales sólo fueron a tomarse la foto

Es urgente que el Gobierno del Estado lleve la ayuda que requieren los habitantes de la comunidad de Las Garzas y otros diez pueblos del municipio de Ajuchitlán del Progreso, ante la grave problemática por la que atraviesan, luego de que la presa Andrés Figueroa se secó por las grietas que presenta y que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no atendió a tiempo.

El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo, dijo que los afectados directos con esta situación son entre dos mil 500 y tres mil habitantes de Las Garzas, pero entre los otros pueblos que hay en esa zona, son 15 o 20 mil.

Es de recordarse que el fin de semana pasado, al través de las redes sociales, campesinos y productores de la comunidad de Las Garzas urgieron la ayuda del Gobierno del Estado ante el hecho de que la presa se había secado por las grietas que presenta y que la Conagua no atendió, por lo que miles de mojarras murieron por falta de agua.

El hecho es que los habitantes de estas comunidades precisamente viven de la pesca de la mojarra tilapia, además de que el agua que almacena la presa se utiliza para regar sus huertas de mango, melón y papaya, entre otras, las cuales ya se están secando y no tendrán la producción que esperaban. 

Romero Sotelo aplaudió la determinación de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda de enviar personal a esa zona, sin embargo, mencionó que, de acuerdo a lo dicho por el propio comisariado ejidal de aquella comuna, a lo único que fueron es a “tomarse la foto y a decirnos que lo peor ya había pasado”.

“Yo le hago un llamado muy atento a la gobernadora para que instruya al DIF, para que se haga un programa de alimentos emergentes ahorita ahí en la zona, porque estamos hablando de más de cinco mil personas”, mencionó el dirigente campesino.

Y es que quienes se mantienen de la pesca de la tilapia y mojarra, no están percibiendo recursos para su manutención, por lo que consideró urgente que una brigada acuda a la zona con alimentos y servicios médicos para atender sobre todos a los menores, que ya presentan infecciones estomacales.

Además, exigió a la Comisión Nacional del Agua que asuma con responsabilidad la rehabilitación de la presa Andrés Figueroa, para que cuando llegue la temporada de lluvias, el agua sea retenida en el vaso y no se desfogue por las grietas que tiene la cortina. (Baltazar Jiménez)

A %d blogueros les gusta esto: