29 September, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Hubo gritos y mentadas en la sesión del Consejo de Desarrollo Rural

A casi ocho meses de iniciada la presente administración, ayer sesionó por primera vez el Consejo Guerrerense de Desarrollo Rural Sustentable y fue de tal manera, que el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Pesca (Sagadegro), Jorge Peto Calderón, provocó un enfrentamiento entre los dirigentes de organizaciones que integran este organismo que casi llegan a los golpes.

Por principio de cuentas, al conocido centro social en el que se llevó a cabo la sesión del órgano no pudo entrar nadie más que quienes estaban en una lista que siempre estuvo en poder de seis personas que estuvieron en el acceso principal, es decir, se llevó a cabo a puerta cerrada y sin la presencia de los medios de comunicación.

Asimismo, a pesar de que estaba previsto que la gobernadora Evelyn Salgado Pineda acudiera a emitir un mensaje como presidenta del Consejo Guerrerense del Desarrollo Rural Sustentable y diera a conocer las políticas públicas que llevará a cabo su gobierno a favor del campo de Guerrero, por la “falta de condiciones”, finalmente ya no acudió.

Fuentes informativas que estuvieron presentes en la sesión de trabajo de este organismo señalaron que el primer encontronazo entre los integrantes del Consejo se dio debido a que con el apoyo de “esquiroles” que llevó Peto Calderón, impuso también el Orden del Día que ya llevaba bajo el brazo y que no socializó días anteriores, como debió haberlo hecho.

En ese Orden del Día se establecía la participación de los dirigentes de las diferentes organizaciones campesinas, ganaderas y productoras, pero hasta el final de la reunión, es decir, cuando ya no estuviera presente la gobernadora quien finalmente, “por falta de condiciones” no acudió a esta primera sesión del Consejo.

Uno de los “esquiroles” a quienes Peto Calderón metió a la sesión del Consejo Guerrerense de Desarrollo Rural Sustentable, fue el dirigente nacional de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), Marco Antonio Ortiz Salas, quien a pesar de no ser integrante de este organismo hizo uso de la palabra y acusó de corruptos y de desvío de recursos para fines personales a los dirigentes de organizaciones campesinas.

Obviamente que ante las acusaciones del dirigente nacional de la CODUC mentadas de madre fueron y vinieron, aparte de la exigencia de los líderes campesinos de que dijera los nombres de quienes habían incurrido en tales anomalías.

Los hechos se caldearon a tal grado que incluso hubo quienes quisieron golpear a Ortiz Salas y se acrecentaron cuando expresó que por primera ocasión en el gobierno democrático de la cuarta transformación la CODUC tiene voz y voto en la sesión del Consejo de Desarrollo Rural Sustentable, lo cual fue refutado a gritos por todos los dirigentes campesinos quienes le dijeron que esa organización tiene presencia en este organismo desde hace 15 años, siendo su último representante el ex dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y ex diputado local y federal, Sebastián de la Rosa Peláez.

Trabajadores de la propia Sagadegro reconocieron que, efectivamente, Peto Calderón incorporó como “consejeros” a muchos de sus compañeros en clara violación al Reglamento del Consejo de Desarrollo Rural Sustentable e incluso lamentaron los excesos del funcionario estatal, porque con sus actitudes y acciones, similares a las que cometía el Partido Revolucionario Institucional hace años, puso en riesgo la relación de los líderes campesinos con la gobernadora Evelyn Salgado. (Baltazar Jiménez)

A %d blogueros les gusta esto: