5 October, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

La asignación de plaza interina a la hija de la Secretaría de Salud, sí es irregular

Con la “asignación arbitraria” de plaza a su hija, Atzimba Rosales Ibarez, la titular de la Secretaría de Salud del gobierno estatal, Aidé Ibarez Castro, sí cometió una irregularidad, pero además incurrió en una flagrante violación al Reglamento de Escalafón de la dependencia, en un abuso de autoridad y, en un evidente acto de nepotismo.

La Secretaria general de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA, Beatriz Vélez Núñez, así lo informó este fin de semana a los trabajadores afiliados a esa organización sindical, así como a su estructura territorial.

Cabe hacer notar que la semana pasada, a través de las redes sociales, comenzó a circular la copia de un documento a través del cual se especificaba que toda vez que Ibarez Castro pasó a ocupar la titularidad de la Secretaría de Salud, su plaza laboral en esta dependencia la ocuparía de forma interina su hija, Atzimba Rosales Ibarez.

Ante toda la polémica que se levantó y las críticas que comenzó a recibir por esta acción, el viernes, a través de un comunicado, la Secretaría de Salud manifiesta que “no se incurre en ninguna falta administrativa ni irregularidad en la asignación directa de forma interina de una plaza a la ciudadana Atzimba Rosales Ibarez”.

Al respecto, este fin de semana, a través de un oficio escrito en una hoja membretada de la Sección 36 del SNTSA, la dirigente de este organismo sindical afirma que, la asignación de esta plaza interina a la hija de Ibarez Castro sí fue arbitraria, pero que además incurrió “en un abuso de autoridad y un evidente acto de nepotismo”, para lo cual citó cada uno de los artículos del Reglamento de Escalafón de la Secretaría de Salud que violó la titular de la dependencia con esta acción.

En base al oficio signado por Vélez Núñez, con la asignación de la plaza interina a favor de su hija Atzimba Rosales Ibarez, la Secretaria de Salud violó cuando menos seis artículos de ese reglamento como el número 2 que establece que las disposiciones de ese documento son de observancia obligatoria para el titular y demás servidores públicos de la Secretaría de Salud, el Sindicato y los trabajadores de base de esta dependencia.

Así, de inició, indica la dirigente sindical, la Secretaría Ibarez Castro violó también el artículo 4 que señala que en los términos del artículo 48 de la ley el Derecho escalafonario, corresponde a los trabajadores de base con un mínimo de 6 meses de antigüedad en el nivel inmediato inferior y a la plaza de puesto vacante de acuerdo con la normatividad que señala este Reglamento, en tanto que el artículo 5 del mismo reglamento dice que, en la Secretaría los movimientos escalafonarios de los trabajadores de base se regirán por la disposición del presente Reglamento.

Asimismo, en el Artículo 6 se menciona que de conformidad con lo que establece el artículo 62 de la ley, corrido el escalafón las plazas vacantes y de nueva creación, cuyos puestos sean de pie de rama serán dictaminadas para su ocupación en un 50 por ciento por parte de la Secretaría y en otro 50 por ciento por parte del Sindicato.

En el mismo Reglamento de Escalafón de la Secretaría de Salud se explica también que, para la aplicación de este reglamento, se entiende por vacante definitiva la plaza de base sin titular, vacante temporal, provisional, la plaza de base con licencia sin goce de sueldo por ocupar un puesto de confianza o elección popular, o aquella que se haya originado por el cese de un trabajador mientras se encuentra sujeto a proceso judicial o bien hasta un tanto prescriban las acciones correspondientes y serán analizadas a través de esta comisión de escalafón.

Por todo lo anterior, a través de su documento, la dirigente de la Sección 36 del SNTS, ratifica y sustenta en los términos de la Ley, “la irregularidad que cometió la Secretaria de Salud al asignar de manera unilateral y sin haber sesionado la Comisión de Escalafón, la plaza a su hija, quién además no cumple con el perfil para ocupar un espacio de médico especialista, cuando ella aparece en el Registro Nacional de Profesiones, como médico general”. Finalmente, Vélez Núñez hizo un llamado enérgico a las autoridades de salud “a que se conduzcan con respeto y legalidad, no arrebate el derecho que por ley corresponde a trabajadores que sí cumplen con lo estipulado y no pretenda confundir o sorprender a la base trabajadora con argumentos carentes de un sustento jurídico”. (Baltazar Jiménez Rosales)

A %d blogueros les gusta esto: