29 September, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Las protestas de la Ceteg ahuyentan al turismo: obispo Rangel Mendoza

por Abel Miranda Ayala

El encargado pastoral de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, criticó las protestas que se han realizado la última semana por parte de maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación, que dijo, dañan severamente la economía que se mueve principalmente por el turismo en Guerrero.

Señaló que en este fin de semana que es puente vacacional, únicamente se logró llegar al 62 por ciento de ocupación hotelera y eso es porque los visitantes, tienen miedo de que les bloqueen la carretera y luego no puedan regresar a su lugar de origen.

“Vi una noticia de una mujer que tenía un familiar enfermo agonizando en Acapulco y, no pudo llegar, también muchos traileros a los que se les descompuso la carga por quedarse varados en este lugar”, dijo que son muchas implicaciones las que se tiene como consecuencia del bloqueo que hicieron los maestros.

Indicó que el gobierno debe actuar para que se respete la ley y no se siga afectando la economía de toda la población, “es una autopista federal y así como le están haciendo ahora, reprimiendo a los que toman casetas, también a estos señores”, indicó que incluso para él que sólo fue a su oficina, se convirtió en un problema para trasladarse, “fue un día difícil poder ir a mis oficinas y no encontraba cómo entrar o salir”.

Explicó que los maestros defienden sus derechos, sus prerrogativas, “pero me va a disculpar y en esta ocasión no supimos ni cuáles eran sus exigencias, sólo sabíamos que estaban bloqueando y nunca fueron claros en exponer qué pedían”

VIVIÓ AMENAZAS DE LOS TLACOS

El obispo que está a menos de un mes de concluir su labor pastoral en esta diócesis y se trasladará al Estado de Morelos, reveló también que durante los últimos años no ha podido subir al municipio de Tlacotepec, debido a que se encuentra amenazado con que será detenido y reeducado pro el grupo delictivo al que se conoce como los Tlacos.

“Primero me amenazó Humberto Moreno, que es primo de Mario Moreno, después lo hizo Salvador Alanís, yo dije, sin no quieren que vaya a Tlacotepec pues no voy, tengo muchos otros lugares a donde ir”.

Insistió en que todos los grupos que se hacen llamar policías comunitarios, están infiltrados por la delincuencia y son los que controlan las actividades económicas, como la venta de carne, huevo y otros productos.

A %d blogueros les gusta esto: