5 October, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Pacientes renales del ISSSTE exigen atención médica de calidad

Derechohabientes del ISSSTE que padecen enfermedades renales y reciben tratamiento de Hemodiálisis en clínicas subrogadas, bloquearon durante 20 minutos dos de los cuatro carriles de la Autopista del Sol, a la altura del hotel Parador del Marquez, para exigir que se garantice la continuidad de sus tratamientos en condiciones adecuadas y no en espacios improvisados.
Unas 100 personas entre pacientes y familiares, se plantaron sobre la carretera y exigieron ser atendidos por la gobernadora Evelyn salgado Pineda, a fin de que escuche la problemática que enfrentan, debido a que el Instituto canceló un contrato de tratamiento de hemodiálisis que tenía con la clínica Chilpancingo y pretende enviarlos a una nueva que se está adaptando en una casa particular.
En el sitio, elementos de la policía estatal amenazaron con desalojarlos y llevárselos detenidos, por lo que aceptaron desbloquear la carretera y trasladarse al Palacio de Gobierno a una reunión con el secretario general de Gobierno.
Los manifestantes explicaron que son pacientes que requieren de su tratamiento de hemodiálisis al menos dos veces por semana y en este momento les han avisado que ya no les prestarán servicio en la clínica Chilpancingo, por lo que los están condenando a morir.
Aimé Aldai, dijo que son alrededor de 300 personas que dependen de dos clínicas, la mayoría de bajos ingresos económicos, por lo que no podrían costear las sesiones de hemodiálisis, que están en alrededor de mil 700 pesos.

A %d blogueros les gusta esto: