29 September, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Rechaza PRD desaparición de Escuelas de Tiempo Completo

Toda vez que es una medida que afecta a más de 3.6 millones de niños de escasos recursos y coloca en situación crítica de manera particular a madres solteras, la Dirección Estatal Ejecutiva del Partido de la Revolución Democrática (PRD) manifestó su enérgico rechazo a la desaparición del Programa Escuelas de Tiempo Completo determinada por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

A través de un comunicado, la dirigencia estatal del PRD encabezada por Alberto Catalán Bastida, expresa que esta medida es consecuencia de la mala conducción económica del país que lleva a cabo el presidente Andrés Manuel López Obrador, que prefiere destinar mil setecientos millones de pesos a una consulta cuyo propósito es electoral y de culto a su personalidad.

El PRD rechaza esta medida, porque el Programa Escuelas de Tiempo Completo consistía en mejorar las oportunidades de aprendizaje de los alumnos de educación básica, mediante la ampliación del horario en cada plantel educativo, ya que una escuela pública podía extender la jornada escolar a 8 horas diarias, para ofrecer una propuesta pedagógica innovadora y flexible.

En su comunicado, la dirigencia estatal del PRD considera que la desaparición de este programa ya comenzaba a vislumbrarse tras un comportamiento presupuestal inusual pues de entrada sufrió un primer recorte de 9.06 por ciento respecto del ejercicio 2019, es decir, le quitaron de inicio aproximadamente mil 053 millones de pesos, para posteriormente sentenciar su cese operativo con un segundo recorte del 50 por ciento respecto del ejercicio 2019, lo que significó otra reducción de aproximadamente cinco mil 089 millones de pesos.

“Esto es, la mala conducción económica del país que obliga al gobierno federal a cancelar este programa, a la vez que prefiere destinar mil setecientos millones de pesos a una consulta cuyo propósito electoral y de culto a la personalidad del presidente es inocultable”, enfatiza Catalán Bastida a través de su comunicado.

Además, considera que el nuevo programa del gobierno federal, denominado La Escuela es Nuestra, carece de reglas claras de operación, ya que contrario a Escuelas de Tiempo Completo, a través de él se entrega directamente recurso en efectivo a los Comités Escolares de Administración Participativa, lo que se traduce en una falta total de transparencia en el manejo de los recursos, así como en la integración de los comités de participación, sin mencionar ejecución de obras y proyectos manejados a discreción.

Lo que el Gobierno Federal pretende es “utilizar el presupuesto como una medida de control electoral, pues bajo figuras administrativas poco confiables, busca utilizar recursos públicos que no garantizan ni dan certeza de una aplicación efectiva en beneficio de las escuelas, pues bajo una modalidad asistencialista, distribuye recursos públicos sin una supervisión eficaz y auditable, en los aspectos técnicos de supervisión y ejecución de obra”.

Y es que dijo que al entregar los recursos al Comité Escolar, el dinero va directamente a las cuentas bancarias de los padres de familia que integran dicho comité, lo cual es una irresponsabilidad, ya que al entregar el dinero de esta manera no existe algún método efectivo que refleje que estos recursos sean realmente utilizados para alcanzar los objetivos del programa; y que no se utilicen con otros fines de carácter personal o político.

Catalán Bastida enfatiza que tras la pandemia, el gobierno federal ha demostrado que su prioridad no es la educación, pues además de que las escuelas siguen con deficiencias en planteles y equipamiento, sin un verdadero plan educativo de refuerzo para alcanzar la calidad educativa perdida por el aislamiento, lo que sí es evidente es la urgencia por utilizar recursos públicos para simular una participación ciudadana a costa de reducir indicadores en infraestructura, calidad de construcción y mejoramiento de planteles, así como la remuneración a los maestros, directivos y personal educativo, en retribución a la prestación de sus servicios de manera extendida, para la mejora en la educación de los menores. Finalmente, después de resaltar que la misma Auditoría Superior de la Federación ha determinado que los integrantes de los Comités Escolares de Administración Participativa, como responsables de la ejecución de los recursos, no cuentan con los conocimientos técnicos y experiencia en materia de construcción, rehabilitación y mantenimiento de infraestructura física educativa, ni tampoco en el manejo y administración de los recursos, lo que se demuestra una vez más es que el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) impulsa programas clientelares, deficientes en su operación, bajo el manto de la opacidad y la no rendición de cuentas. (Baltazar Jiménez Rosales)

A %d blogueros les gusta esto: