5 October, 2022
Diario de Guerrero

DESDE 1947

Viejos juegos de Otilandia son un peligro

Por Abel Miranda Ayala

Con muchas luces y un poco de pintura, se oculta por las noches el deteriorado estado en que se encuentran los juegos de feria instalados en las inmediaciones de la Alameda “Profr Francisco Granados Maldonado”, en Chilpancingo, Guerrero, que están armados con fierros evidentemente muy viejos y oxidados y, que para estabilizarlos, se utilizan troncos de madera que en cualquier momento podría colapsar.

El riesgo de inseguridad se complementa con la cercanía que se tiene con el módulo de pruebas covid-19, que se mantiene de manera permanente en el quiosco de la alameda y durante el día, la bolsa de residuos Peligrosos, Biológico, Infecciosos (RPBI), estuvo ondeando a sólo unos centímetros del juego que por la noche ocupan los niños.

El módulo de pruebas Covid, tiene dos años instalado en este mismo sitio, por lo que es una irresponsabilidad del gobierno municipal seguir permitiendo que trabajen estos juegos mecánicos a unos metros del espacio dedicado a atender la detención del virus del Covid, que ha paralizado al mundo entero.

Además de la Alameda Francisco Granados Maldonado, los juegos de feria se encuentran instalados también en el zócalo de la ciudad, donde pudimos apreciar que las placas de circulación que tiene los remolques no son de Guerrero, sino del Estado de Coahuila, con lo que se especula que los propietarios no son de esta entidad y eso contraria con lo que ha declarado la presidenta Norma Otilia Hernández Martínez, quien ha dicho que se permite la instalación de estos juegos para detonar la economía local.

Los juegos se instalaron hace dos semanas y de acuerdo con fuentes del gobierno municipal, estos permanecerán hasta el día último del mes, además de que se tiene programado realizar otras actividades también de corte infantil en la plaza y alameda en el marco del día del niño.

A %d blogueros les gusta esto: